Los idiomas en la judicatura.

July 7, 2017

 

 

Comúnmente, y no por ello de manera menos errónea, se ha considerado al derecho como una área de conocimiento anclada en el tiempo e incluso pecadora en su uso de arcaísmos, latinismos y formulas fijas. No entender que el derecho es un reflejo de los valores e ideales de una sociedad indica una capacidad de análisis y una visión de la realidad muy limitada.

 

Es interesante observar que los cambios no solo en la ley sino en la propia aplicación y práctica del derecho son cada vez mas acusados. Un elemento que ha contribuido en gran medida a cambiar la manera en que operan abogados, notarios y procuradores es la movilidad global de personas que existe actualmente. Un fenómeno que no es propio ya únicamente de las grandes urbes o de zonas geográficas concretas sino que es un fenómeno global que ha llegado también a la Costa Dorada.

 

Dando como ejemplo un fenómeno que recorre la costa del sur de Cataluña podemos apuntar a la afluencia de turismo procedente de los estados de la antigua Unión Soviética. Rusos, Ucranianos, Bielorrusos, Lituanos... han llegado durante los últimos años buscando no solo sol y playa sino también una democracia estable, una existencia tranquila y segura. ofreciendo nuestro territorio estas características y a través de un efecto llamada han llegado a las costas un gran número de expatriados de estos países. Ello ha llevado a un aumento en la carga de trabajo para los abogados especializados en el área de extranjeria. Un aumento de demanda de servicios que no ha sido recibido, sobretodo en un primer momento, con el respectivo aumento de la oferta. Esto se ha debido en muchos casos a la barrera idiomática de los letrados que no han sabido anticiparse al fenómeno. Es por tanto importante, y algo que debe recalcarse, que en el siglo veintiuno todo cambia de forma muy rápida y las nuevas claves del éxito radican en la flexibilidad, el internacionalismo y los idiomas.

 

Ser capaz de atender a los clientes en un idioma diferente al propio es solo el primer paso. Hay que saber conectar con su cultura, su manera de proceder y conocer su sistema para poder asesorar correctamente al cliente sobre la manera de proceder local. Porque la judicatura requiere en la actualidad de movilidad y capacidad de adaptación mas que nunca. La globalización es una realidad imparable y que aplastará a aquellos que han quedado anclados en el "in dubio pro reo".

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Social Icon